Cuando escuchamos stiffness todos pensamos en algo rígido sin flexibilidad , porqué la traducción literal es esa, rigidez pero en el mundo de la biomecánica y el deporte no pensamos en ello como algo negativo sino como algo que ,con control, puede aportar mejoras en el rendimiento de cualquier deportista.

Vayamos por partes, ¿Cómo podemos definir stiffness entonces? Pues es sencillo, stiffness es la fuerza que hay que hacer para deformar un tejido y se mide en newton por metro de deformación. Pero claro en el mundo de la salud y el deporte debemos profundizar un poco más. Pongamos que tenemos un tendón con más stiffness y otro con menos stiffness, ¿Cuál de los dos acumulará más energía con la misma longitud de deformación? Está claro, el tendón con más stiffness.

Para trasladar estos datos teóricos a la práctica daremos un ejemplo, si tenemos dos gomas del pelo, de las que se usan para hacer un coleta, una será más rígida(más stiffness) y la otra será menos rígida(menos stiffness) si queremos lanzarlas, como haríamos con un tirachinas, deformando las dos la misma longitud ,¿Cuál de las dos llegará más lejos? Está claro ¿no? La más rígida, pues si lo trasladamos a un tendón ¿Cuál creéis que aportará más energía y ayudará a la hora de realizar un movimiento? Por ejemplo, un tendón de Aquiles en la fase propulsiva de la carrera. Pues el tendón con más stiffness.

Está stiffness depende de varios factores, los más importantes serían:

-La calidad del colágeno( en la cual no podemos influir)

– La sección transversal del tendón( en la cual si podemos influir)

Los profesionales sanitarios nos hemos dedicado mucho tiempo a limitar y restringir movimientos con el objetivo de reducir la carga , pero está carga que se llevaba la zona lesionada no se disipa, es energía que irá otra lado, en los últimos años con la proliferación del trabajo multidisciplinar con otros campos ,como serían los preparadores físicos, se han introducido nuevas tendencias a la hora de realizar un tratamiento, una de ellas sería la readaptación del tejido, es decir después de recuperar esa lesión en vez de seguir limitando ese movimiento empezamos a adaptar ese tejido a la carga que se le estaba aplicando. Si después de una patología tendinosa del Aquiles no readaptamos el tendón , probablemente la lesión volverá, aquí entra en escena el trabajo sobre la sección transversal, si aumentamos esta , adaptamos ese tendón a la carga que va recibir.

Por ejemplo una persona que empieza a correr, hace años que no hace deporte y como nos pasa a muchos, le metemos mucha caña el primer mes, probablemente el tejido de ese tendón no este adaptado y probablemente haya una lesión, ¿Qué debería haber hecho está persona?

Adaptar este tejido progresivamente, aumentar su sección transversal para que este tendón aguante esa carga y deformación y pueda trabajar más eficientemente.

En definitiva , aumentar la sección transversal del tendón y la “stiffness” del mismo no solo mejorará nuestro rendimiento sino que además nos ayudará a prevenir lesiones

2                1

Aquí os dejamos un estudio en el que comparan el grado de stiffness y la sección transversal del tendón de Aquiles de un grupo de corredores y un grupo de control. Podemos observar como la sección transversal del tendón es mayor en el grupo de corredores.

 

Un saludo de parte del equipo de ibiomechanics.

Este sitio web utiliza cookies PHP para mantener la sesión del navegador y cookies de terceros (Google Analytics) para realizar tareas de analítica de visitas. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies